lunes, 2 de febrero de 2009

Cómo llegar: La revolución GPS o por qué el GPS nos hace tontos


Son muchos ya los casos que llegan a esta redacción de personas que no pueden vivir sin su GPS. En Wired (“Inside the GPS revolution”) hablan de aplicaciones móviles basadas en el GPS. Las aplicaciones más curiosas son una llamada “Inap” que te despierta cuando vas en tren y llega tu estación, supongo que sólo para EEUU, “Cab4me”, que te avisa cual es el servicio más cercano de taxis y otra llamada “ShopSavvy”, que mediante una fotografía del código de barras de determinado producto, compara los precios en distintos lugares, etc.


Mathew Honan uno de los colaboradores de Wired, probó durante varias semanazas una serie de aplicaciones geo-sociales; dichas aplicaciones te dicen si Jose tu cuñado está cerca en ese momento para ir a recoger a tu suegra, o si bien si Jacinto ha acabado su jornada y se apunta a tomar unas cañas, te muestra los lugares que pueden ser de tu interés (el bar de Paco, la zapatería de Antonio) o si tu máquina de hacer pesas con el dedo meñique está desocupada en el gimnasio, etc.

En lo que a la conducción se refiere, el GPS se convierte en una polémica herramienta que muchas veces se convierte en tu peor enemigo. Sucede que comienzas con un viaje que se suponía de placer y acabes harto del aparato. Conozco casos que han terminado en desvíos de 25 kilómetros o en los que un túnel provocó que la señal del GPS no funcionara luego pérdida segura. Lo que sucede es que si él te guía, y no te preocupas ya de mapas de papel, pues acabas perdido y disgustado por un error no humano.


Pero quién en su sano juicio se deja guiar por una máquina con voz de azafata de Iberia, diría tu padre. Estos pequeños cachivaches negros lo han conseguido. Y promete ser una revolución (Wired dixit).

2 comentarios:

socorrito dijo...

Mi novio es un fanático tecnológico que intenta ampararse en la modernidad de la manzanita.
No hay quien le despegue de su aparato de última adquisición, dícese ipon, y con esta tontería intenta usar su gepese hasta para ir a pasear al perro
¿me pregunto si es grave? ¿qué opina la redacción? ¿conocen otros casos similares?

El redactor jefe dijo...

Pues este síndrome es grave. Le recomiendo acudir a prisa al doctor y utilizar otros accesorios que no lleven la manzanita. Conocemos a varios redactores de nuestro blog adictos al aparatito.